Los rostros humanos son armas de atracción masiva.

Según una investigación, los consumidores están por lo general más predispuestos a “mimar” a aquellas marcas que utilizan rostros en sus materiales de carácter visual. Concluye que el consumidor tiene una necesidad de relacionarse con los demás.

“Dicen que el rostro es el espejo del alma. Y este retazo de sabiduría popular se aplica también (al parecer) al universo del marketing y la publicidad”, así lo concluye al menos un reciente estudio de la Universidad de Oregón publicado por European Journal of Social Psychology.

Según este informe, los consumidores están por lo general más predispuestos a “mimar” a aquellas marcas que utilizan rostros en sus materiales de carácter visual. El consumidor (como ser humano que es) tiene una necesidad fundamental de relacionarse con los demás. Y cuando adolece de relaciones personales busca estrategias para llenar los huecos que afectan de alguna manera a sus hábitos de compra.

La predilección generalizada de los consumidores por las marcas que apuestan por los rostros humanos en sus materiales de branding es aún más acusada (como cabría esperar, por otra parte) entre aquellas personas que se sienten solas.

“Ver rostros en los materiales visuales de una marca incrementa la predilección del consumidor por ella, en particular cuando éste se encuentra atenazado por la soledad”, asegura Ulrich Orth, co-autor del estudio.

“Cuando adolecen de relaciones interpersonales, los consumidores buscan activamente formas de conexión”, explica Bettina Cornwell, co-autora de la investigación. En este sentido, “las personas aguijoneadas por la soledad están más predispuestas a buscar caras humanas en los materiales visuales de las marcas como fruto de su deseo por las conexiones de tipo social”, añade.

Para llevar a cabo el informe sus autores utilizaron materiales visuales de 18 marcas ficticias diferentes en las que había tanto presencia como ausencia de rostros humanos.

¿La conclusión? Enfrentados a los materiales de branding de estas 18 marcas, los consumidores que tomaron parte en la investigación demostraron una mayor predisposición hacia aquellas marcas provistas de caras humanas en su branding.

“Los materiales visuales de las marcas pueden llenar el vacío de los consumidores que carecen de conexiones sociales. Por eso, cuando ven rostros humanos en materiales de branding, su predilección por la marca que hay detrás de tales materiales también aumenta”, concluye Cornwell.

Fuente: Marketing Directo

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
Valeria Dupey
MAS INFO